escrito por Cross-Word / 16 mayo, 2019 / Categorías Actualidad

Una agencia de detectives privados, por la formación que atesoran sus profesionales inscritos en el registro correspondiente, constituye una organización con capacidad sobrada para ayudar a resolver casos relacionados con la investigación de personas y hechos.

Detectives en Barcelona como alternativa para la resolución de las desapariciones

Contratando los servicios de una agencia de detectives en Barcelona el cliente siempre tendrá claro que las actuaciones encaminadas al esclarecimiento se realizarán dentro de la estricta legalidad. Como, por ejemplo, las que se llevan a cabo para obtener información en los casos de desapariciones de personas.

Entendemos por desapariciones aquellas situaciones en las que se ha perdido el rastro de una persona sin que medie una teórica justificación y existiendo indicios relevantes de la involuntariedad de la ausencia.

Una agencia de detectives es capaz de aportar garantías más amplias de éxito en estos casos, debido a la posibilidad de coordinación del trabajo en equipo de profesionales de distintas ramas del Derecho y de otras especialidades, que la contratación de detectives que realizan sus actividades en solitario.

A continuación repasamos las claves de los cometidos que han de contribuir a arrojar luz sobre estos asuntos concretos.

¿De qué manera indagan los detectives privados en las desapariciones?

En primer lugar, hemos de destacar que las labores de los detectives siempre se desarrollan de manera complementaria a las de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En ningún caso se establece una competencia entre ambos colectivos de investigadores. El objetivo principal es que aparezca la persona buscada, y para ello sumar recursos resulta fundamental.

De hecho, la cooperación es imprescindible, ya que los cuerpos policiales y diplomáticos tienen acceso a numerosos registros cuyo análisis suele ser clave para aportar pistas que permitan confirmar o descartar líneas de investigación. Entre otras cosas, la Policía puede gestionar órdenes de búsqueda internacional, que son de gran utilidad en estos casos, sobre todo cuando las personas desaparecidas son menores (que representan el 79 % de las denuncias activas entre 2010 y 2019, según el Centro Nacional de Desaparecidos de la Secretaría de Estado).

Pero no son los únicos perfiles que nos ocupan, ya que también nos encargamos de rastrear, entre otros, los paraderos de personas demandadas (con citaciones judiciales sin recoger, por ejemplo) o huidas (como las que mantienen deudas).

Volviendo a los sensibles casos que afectan a los menores, analizamos supuestos de absentismo en la escuela, abusos sexuales y trabajo infantil. En todo caso, remarcamos que las primeras 24 horas de una desaparición son cruciales. En este sentido, echamos el resto en la investigación en especial del entorno más cercano del desaparecido: amistades, compañeros, familiares, etc.

Como no podía ser de otra manera, nuestras pesquisas se caracterizan por la discreción, por lo que investigamos las reacciones del entorno del desaparecido sin levantar la más mínima sospecha que pueda dar al traste con las indagaciones efectuadas. Garantizamos que, más allá de que se encuentre o no a la persona desaparecida, los informes que emitamos siempre serán objetivos.

En definitiva, una agencia de detectives privados supone la opción idónea para informarse acerca del paradero de un desaparecido.

Etiquetas:
SUBIR