includes/panel.php');?>
escrito por Cross-Word / 18 marzo, 2018 / Categorías Actualidad

El tráfico y consumo de substancias estupefacientes sobrepasa con mucho el ámbito de lo privado para constituirse en un problema social de primer magnitud, con repercusiones difícilmente cuantificables en los ámbitos familiar y laboral.

Particularmente grave es el consumo de drogas de síntesis, principalmente éxtasis y speed, que se han afianzado entre el consumidor joven, de 18 a 24 años. Un 23% de los jóvenes asistentes a locales nocturnos de Cataluña (1998) afirmaba haber probado alguna vez alguna de las pastillas de éxtasis que se consumen en dichos establecimientos.

Más extendidas, aunque quizás menos valoradas, son las consecuencias que tiene el consumo de alcohol en sus diversos grados de adicción y etapas de intoxicación. Otras adicciones psíquicas, como la Ludopatía, causan asimismo graves problemas familiares y provocan pérdidas de rentabilidad en muchas empresas.

Según la Sociedad Americana de Medicina de la Adicción, la adicción es “una enfermedad primaria y crónica que afecta muchas funciones del cerebro, sobre todo en lo relacionado con un desequilibrio devastador en el circuito de recompensa (aquel relacionado con la satisfacción y el bienestar), así también a la motivación, la memoria y circuitos relacionados.” Sin embargo, eso no es lo que la epidemiología de la enfermedad sugiere. Por 35 años, la mitad de todas las personas que calificaron para el diagnostico de alcoholismo activo o de adicción durante su adolescencia y durante sus 20s, ya no lo hacen, según un estudio en más de 42.000 estadounidenses en una muestra diseñada para representar a la población adulta.

La actuación del investigador privado con respecto a estos problemas es, necesariamente, la de la prevención y la de obtención de pruebas respecto a las conductas existentes, principalmente con los siguientes objetivos:

  • Detectar el consumo en menores de edad, para su posterior orientación psicológica.
  • Acreditar del consumo en casos de custodia de hijos.
  • Prevenir la distribución de substancias ilegales en lugares públicos.
  • Realización de informes prelaborales.

 

SUBIR