escrito por Cross-Word / 23 febrero, 2019 / Categorías Actualidad

El futuro que tendrá a partir de ahora una agencia de detectives privados y en sí la investigación como profesión está siendo muy debatido estos días. El problema surge a causa de la banalización que recae sobre la profesión, que además es a menudo objeto de muchos ataques indiscriminados.

Detectives privados en Barcelona ¿cuál es el futuro?

Como detectives privados en Barcelona contamos con la esperanza de que esta profesión deje de considerarse como un trabajo que está bajo sospecha y que tiene una insuficiente regulación legal. Nuestra posición en el debate es una mirada positiva hacia el futuro.

El marco legal vigente

Estos argumentos sobre la falta de regulación se aleja en gran medida de la realidad. Independientemente de si hay que mejorar o no el marco de regulación actual de la profesión, de lo que no se puede hablar es de un vacío legal. Una agencia de detectives está sometida a una concreta regulación legal, que es la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada.

Lo que si es cierto es que tal vez de cara al futuro sea necesaria la creación de un nuevo estatuto jurídico en base a la profesión de detective privado. La razón es que a día de hoy, no quedan a veces claros los derechos y obligaciones por cuenta de terceros que se le exigen a los detectives privados. Sin embargo, de ese punto a decir que el futuro de la profesión está en riesgo debido a la falta de regulación legal, hay un abismo y además no es cierto.

Cabe señalar que no se está intentando reivindicar esta profesión, sino más bien la poca veracidad de las afirmaciones que se han llevado a cabo y que no solo han recaído sobre detectives privados en Barcelona, sino también en profesionales de todas las ciudades españolas.

Restricciones a la privacidad

Las agencias de detectives privados tienen un innegable papel frente a la comunicación y a las tecnologías de la información en el día a día. Los móviles son lo que tenemos más presentes, que aunque sirven para prácticamente todo: enviar un correo, localizar una dirección o hacer nuestras compras, también puede ser un problema a la hora de exponernos y de ser más vulnerables a la privacidad.

Esta fina tela es la que separa la pérdida de la privacidad y de la comunicación inmediata. Para las agencias de detectives, las nuevas voces que solicitan una mayor protección en cuanto a la privacidad propia e individual, así como la nueva normativa legal que ampara la protección de datos, están aunando unas condiciones más difíciles para la profesión.

De cara al mantenimiento de la profesión en un futuro, los detectives privados deberemos hacer una demostración de la experiencia y de los conocimientos técnicos, más que del uso de dispositivos electrónicos. Dichos dispositivos están prohibidos a la hora de realizar trabajos de vigilancia, de seguimiento y de otras tareas necesarias en la investigación privada. En definitiva, el futuro de la profesión está marcado por hacer gala de la experiencia, la preparación y el conocimiento.

La globalización

El mundo global en el que vivimos ha hecho que la forma de funcionar de los negocios esté cambiando. En el mundo de la investigación privada es igual. Por eso, los mejores detectives privados en Barcelona y en otras grandes ciudades, sobre todo las más cosmopolitas a escala europea, están buscando cómo establecer alianzas estratégicas de cara a que desplazarnos a otras latitudes se facilite, para un mejor resultado a los clientes en una investigación compleja.

Una agencia de detectives privado, como todo negocio, se debe adaptar a los cambios. En este caso, deberemos a tenernos a importantes puntos como la privacidad, la globalización y la nueva legalidad.

 

Photo by ev on Unsplash

SUBIR