escrito por Cross-Word / 15 marzo, 2019 / Categorías Actualidad

Una agencia de detectives privados es un servicio muy útil para los ciudadanos que desean obtener informaciones que puedan mejorar sus vidas. Se trata de informaciones que se consiguen mediante métodos de investigación cuyo éxito ya ha sido comprobado en casos similares anteriores.

Aparte de una experiencia contrastada en estas pesquisas, las agencias de detectives privados garantizamos a los clientes, ya que actuamos por encargo de ellos con una adecuación completa a la legalidad. Cuando se planteen casos que no pueden ser abordados desde la legalidad, los detectives privados informaremos de la renuncia a ocuparnos de ellos.

Una observación legal sobre el trabajo de los detectives privados

Por otra parte, resulta fundamental para evitar malentendidos que el cliente también tenga claros los supuestos en los que puede y no puede actuar un detective privado. En este sentido, hemos de remitirnos a la Ley de Seguridad Privada 5/2014, de 4 abril. Concretamente, nos hemos de fijar en su artículo 48.1.c). En dicho artículo se cita que, siempre por la realización de trabajos para terceros legitimados, será posible conseguir las informaciones oportunas acerca de conductas y hechos privados. Estas podrán tener el valor de pruebas.

Sin embargo, cabe señalar que estos datos solo podrán ser relativos a los delitos que se persiguen en el marco del procedimiento penal, a instancia de parte. Por consiguiente, vale la pena ahondar en cuáles son estos delitos.

Según el Derecho Penal, se trata de los delitos en los que procede que sean los agraviados quienes denuncien. A grandes rasgos, hay dos conjuntos de delitos en los que se estipula este protocolo. En primer lugar, los privados, que se dividen en calumnias e injurias. En segundo lugar, un porcentaje de los semipúblicos. Nos referimos a todos aquellos en los que no pueda llevar a cabo la denuncia el Ministerio Fiscal.

Una especificación de los delitos en cuyas investigaciones podemos involucrarnos los detectives privados

Las injurias y calumnias, de las que siempre podrán extraer averiguaciones los detectives privados, están tipificadas en el Código Penal. Lo mismo sucede con los delitos semipúblicos. Para conocer en cuáles de ellos pueden incoar el procedimiento los fiscales, hay que repasar cada tipo de delito en el Código Penal y comprobar si solo pueden denunciar su comisión las personas agraviadas o también los fiscales. Los primeros de ellos serán los que habilitarán los trabajos de los detectives privados.

No obstante, vale la pena profundizar en la interpretación de esta limitación de participación de las agencias de detectives privados en las investigaciones de delitos. Recordemos que en numerosas ocasiones no se va saber a priori si un delito es perseguible de oficio, lo que permite que los detectives podamos realizar nuestras pesquisas sin temor a estar obrando fuera de la ley. Si posteriormente se descubre la naturaleza de interés público del delito, podemos hacerlo constar y poner las pruebas a disposición del Ministerio Fiscal.

Entre otros delitos investigables, destacamos: abandonos familiares, imprudencias, de consumo y mercantiles, societarios, revelaciones de secretos, acoso y abuso sexuales o agresiones.

En definitiva, una agencia de detectives privados contribuye a encarar con las pruebas idóneas los procesos penales.

Photo by Giammarco Boscaro on Unsplash

Etiquetas:
SUBIR