escrito por Cross-Word / 20 diciembre, 2018 / Categorías Actualidad

Una agencia de detectives privados puede ahorrarnos muchos problemas como franquiciantes. Este modelo de negocio, que ha dado un nuevo despunte tras la crisis, es muy atractivo para los emprendedores que empiezan a sanear sus cuentas. El problema es que la picaresca que nos caracteriza suele dar lugar a situaciones adversas para la empresa matriz. De modo que antes de conceder una licencia en la ciudad condal, deberíamos conocer a nuestro nuevo franquiciado.

Cómo evitar problemas en franquicias gracias a los detectives de Barcelona

Una agencia de detectives privados en Barcelona nos aportará la información que necesitamos antes de celebrar el contrato de franquicia. Desde una investigación precontractual que nos garantice la solvencia de nuestras operaciones hasta un control del cumplimiento de nuestros estándares.

Investigaciones precontractuales

Cuando cedemos la licencia de uso de nuestra marca ponemos en juego nuestra reputación. Por eso nos conviene saber con quién estamos contratando. Un mal franquiciado podría arruinar no solo su negocio, sino también nuestra imagen.

Al contratar detectives en Barcelona para conocer los antecedentes de nuestro nuevo colaborador conoceremos su historial crediticio y la gestión de anteriores negocios, que pueden arrojar muchas pistas sobre su fiabilidad y la conveniencia de contratar con él.

Además, los detectives de falsificaciones son capaces de descubrir todo tipo de documentación falsa o simulada. Así es que gracias a ellos estaremos seguros de que toda la información que manejemos sea fiable.

Investigaciones durante la vigencia del contrato

Por supuesto, el punto en el que se hace más útil la colaboración de los detectives privados es durante la vigencia del contrato. El respeto al know how y a la marca son las bases del contrato de franquicia.

Por eso, estos profesionales prestan servicios de mystery shopping mystery fake, gracias a los cuales podremos verificar que nuestra marca está en buenas manos. Además, en el caso de establecer condiciones especiales para las renovaciones de las licencias, los detectives nos ayudarán a comprobar el cumplimiento de las mismas. Y, más importante todavía, si perdemos un franquiciado vigilarán que no esté aprovechándose de nuestros métodos y reputación.

La colaboración judicial de nuestra agencia de detectives privados en Barcelona

Otra de las ramas de actuación común de estos profesionales es la colaboración frente a acciones judiciales. Estos profesionales están especializados tanto en control de marcas como en prevención de la competencia desleal. De modo que gracias a sus servicios se agilizará la tramitación de denuncias y demandas si necesitamos llegar a tal extremo.

Servicios de los detectives de Barcelona para franquiciados

Sin embargo, los servicios de los detectives funcionan en doble dirección. De modo que si queremos convertirnos en franquiciados también podremos pedir a nuestros detectives de falsificaciones que verifiquen toda la información precontractual del franquiciador. Gracias a ello evitaremos intentos de fraude o terminar comprando una licencia a una empresa en quiebra.

En definitiva, una agencia de detectives privados es un seguro antes de celebrar un contrato de franquicia. Pero también durante la vigencia del mismo y tras su extinción. La discreción de sus servicios nos proporcionará toda la información que necesitemos, más allá de lo que quiera revelar la contraparte.

Etiquetas:
SUBIR